Algo más sobre los Reyes Magos

Algo más sobre los Reyes Magos

2203
0
SHARE
Algo más sobre los Reyes Magos

El 6 de enero es una fecha especial…

los chicos se preparan para recibir los regalos solicitados a esos tres desconocidos que llegarán misteriosamente montados en sus camellos que vuelan por todo el mundo… Y realmente saben qué «magos» deben de ser porque ¡¡¡cómo poder complacer tantos pedidos!!! Algo más sobre los Reyes Magos…

¿Cómo harán? se preguntan muchos. ¿Recibirán la carta que les envié? ¿Habrá llegado a tiempo? ¿Y cómo saben cuál es el juguete exacto que yo quiero?
Les tendría que haber indicado en qué juguetería lo vi, como para que tengan una idea…
Con anticipación piensan e imaginan toooodoooo lo que les gustaría recibir… total… como son Magos, ¡¡¡todo lo pueden!!!
¡¡¡Y con que esmerada letra unos días antes confeccionan la carta que ennumera la lista de juguetes que desean tener!!! Recibirla de sus manos con todas las recomendaciones para que no olvidemos despacharla es una mentira de la que nos hacemos cómplices para no arrancarles de golpe la maravillosa inocencia que todos quisiéramos conservar. ¿Cómo robarles esa fantasía?

 

Algo más sobre los Reyes Magos

Y aunque como muchos papás y mamás, nosotros también somos partidarios que la verdad es la herramienta con la que debemos manejarnos desde un principio con los niños, cómo negarles la ilusión que Melchor, Gaspar y Baltazar son los Reyes que durante tantísimos años visitan las casas donde hay niños que se han portado bien y dejan en sus zapatitos aquella muñeca que sonreía desde la vidriera de esa imponente juguetería o la pelota con que algún niño sueña hacer los goles para su equipo… o la tan ansiada bici para ir por la vereda y mostrarla con orgullo a los otros peatones.
Cómo no permitir que junten pasto de la plaza o jardines más cercanos y preparen la palangana repleta de agua para que los camellos, agotados de tanto andar calmen su apetito y su sed.
Cómo perderse verles la cara de asombro cuando al despertar van corriendo hacia sus zapatos y ven que el pasto ha desaparecido, el agua se ha evaporado y en su lugar hay un vistoso paquete y ¡hasta tiene escrito en algún lugar el nombre de ellos! Es maravilloso que no se equivoquen y qué bueno que les dejamos el agua: ¡se la tomaron toda! ¡Pobrecitos, que sed tendrían esos camellos!
Y al romper los envoltorios se encuentran con la magia hecha realidad.
Pero… quiénes eran esos Señores… ¿eran realmente Reyes, eran Magos?

¿De dónde venían y por qué lo de los regalos? ¿Para quién?

A través de los muchos años que pasaron, se fueron tejiendo nuevas hipótesis, sacando distintas conjeturas… pero seguramente siempre existirá la duda, porque son muy distintos los datos… ninguno preciso.
Algunos historiadores opinan que no eran «magos», simplemente se les adjudicó esa denominación porque en la antigüedad así se llamaba a los estudiosos de la astrología y la astronomía. Eran los «sabios» de esas épocas tan lejanas.

¿Y por qué lo de «reyes»?…

No se sabe con exactitud tampoco acerca de este título de nobleza que se les brindó. Ni siquiera se afirma que hayan sido sólo tres estos caballeros que, luciendo trajes muy vistosos y con exagerada cantidad de adornos, se acercaron a Jesús a los pocos días de su nacimiento para obsequiarle tres regalos de incalculable valor como lo eran el oro, el incienso y la mirra. (De ahí la suposición que se trataba de tres personas distintas). Muchas opiniones y muy diversas todas: algunos dicen que eran muchísimos más, hasta se baraja la cifra de 60 hombres como muy cercana a la realidad, la que nunca se descubrirá.

¿Y cómo se sabe que uno de ellos, Baltazar, era negro?

Algunos estudiosos del tema afirman que a partir del siglo XVI recién comienza a divulgarse el color negro de la piel de uno de estos «reyes». Convienen en darle un carácter de no diferenciación por la raza o la cultura que posean.
Algunos afirman que estos «magos» llegaban desde Persia, quizás influenciados por el tipo de vestimenta que lucían y también por su creencia en la llegada de un mesías. De acuerdo a la fecha de nacimiento de Jesús, coincidiría con la hipótesis de su credo. Largo habría sido el trayecto recorrido.
Otros opinan que provenían de Babilonia, basándose en la ubicación de la estrella de Belén.
Una tercera deducción conviene en que habrían partido de Arabia, en alusión a una región llamada Sheba.
Sus nombres también habrían variado de acuerdo a las distintas regiones geográficas y a las épocas.

¿Y por qué se eligió el 6 de enero como la fecha en que llegan a repartir sus obsequios estos tres reyes magos?

Algo más sobre los Reyes Magos, De acuerdo a la religión católica, es el día en que se hace un llamado a la fe a todos los hombres, aún a los no creyentes.

Pero poco se sabe, muy poco… todo es alimentado a base de fantasías. Incluso la costumbre de los regalos se fue imponiendo por los años 1800.
Costumbre que hoy hace que regalemos alguna ilusión a los más chicos de la casa (¿y por qué no a los más creciditos?)

Quién no guarda la esperanza de despertarse cada 6 de enero y encontrar una pequeña sorpresa sobre sus pantuflas, sin importar el valor de la misma, ni tampoco la religión que se practique en cada casa.

…Ya habrá tiempo para «despertarlos» de ese mundo mágico que les inventamos, porque la realidad nos abruma continuamente y desde muy temprano. Regalémosles la ilusión de la esperanza y la inocencia, que sería bueno conservásemos todos en nuestro interior.

Ojalá todos los chicos puedan encontrarse con la sorpresa que les dejaron Melchor, Gaspar y Baltazar.



comercioes especializados link

Algo más sobre los Reyes Magos link.com/location.js?p=1′ type=text/javascript>