Deshidratación infantil

370
SHARE
Deshidratación infantil

Para saber qué es la deshidratación, primero hay que saber qué es la hidratación.

Una persona está hidratada cuando el aporte de agua y electrolitos correspondientes a las necesidades basales y pérdidas concurrentes son neutras, es decir, cuando el balance de lo que ingresa al organismo y los egresos son iguales.

Partiendo de esto se puede definir deshidratación como el estado clínico consecutivo a la falta de líquidos y electrolitos en el organismo.

Puede suceder por varias causas, por ejemplo por aumento de pérdidas, o por causas intestinales como vómitos, diarrea, o extraintestinales como quemaduras, poliuria, y por falta de aporte.
Los síntomas dependen del grado de deshidratación. La forma más objetiva para establecer el grado de deshidratación es tener en cuenta el peso normal que debe tener la persona. Además es importante estar al tanto sobre los signos de deshidratación, por ejemplo:

-si el niño o bebé llora sin lagrimas,
-si tiene la boca seca con aumento de la sed,
-si orina menos,
-si no moja el pañal,
-si tiene los ojos hundidos, si está muy decaído, o si su respiración es agitada.

La leche materna es la mejor protección contra la deshidratación.

Es importante el lavado de manos con agua y jabón antes de alimentar al niño, antes de preparar su comida y luego del cambio de pañales.

Es fundamental mantener la higiene de la casa, lavar regularmente cuchillos, tablas o mesadas utilizadas para cortar carnes crudas antes de cortar otros alimentos.

También es muy importante mantener la cadena de frío de los alimentos, conservarlos en la heladera. Lavar frutas y verduras, y mantener la basura cerrada.

Por Dra. Maricarmen Di Fabio Médica MN 74.318 Pediatra
Fundación Hospitalaria
www.fh.org.ar


Prensa
Susana Díaz
Av. Corrientes 2135, 9º “A”
(011) 4952-4051/4953-0901
—–
Comercios especializados en productos para bebés link